A pesar de la derrota, Deportivo Cali clasificó a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana


Foto tomada por: Andrés Valderrama García.

El Deportivo Cali llegaba a tierras paraguayas con la ilusión y el deseo de avanzar en la Copa Sudamericana, torneo en el cual ha participado en varias ediciones pero que no había podido avanzar hasta instancias decisivas.

Con este marco y la ilusión de avanzar, el onceno ‘azucarero’ saltaba al terreno de juego del estadio Feliciano Cáceres.

Desde el pitazo inicial los dirigidos por Héctor Cárdenas salieron a proponer y buscar el resultado, y cuando mejor jugaban llegó el primer gol del Sportivo Luqueño tras una jugada por banda derecha de ellos en donde centran al área y Guido Di Vanni, ex Santa Fe, apareció para cabecear potentemente, evadiendo la “marca” y anotar el primero de su equipo al minuto 7’.

Poco tiempo pasó y a los 12 minutos de la primera parte llegó el segundo del local tras un cobro de tiro libre por la banda y en una jugada muy similar a la del primer gol, aparecería Juan Escobar para anotar y poner arriba en el global al conjunto paraguayo.

Los minutos transcurrían y el Deportivo Cali no se hallaba en el terreno de juego, eran inferiores notablemente. Hasta que al minuto 41 llegaría una opción muy clara para el equipo visitante tras una jugada en el área del Luqueño en donde derribaron al volante argentino Fabián Sambueza, el juez central decretaría pena máxima.

El gol del descuento llegó justo al minuto 42 tras una gran ejecución de Miguel Ángel Murillo quien envío la esférica al ángulo derecho del arquero Tobías Vargas, quien no pudo hacer nada para detenerlo.

Para la parte complementaria el conjunto ‘Azucarero’ realizaría un cambio importante, y es que desde el comienzo el DT Cárdenas optó por sacar a Nicolás Benedetti para ingresar al defensor central Dany Rosero, con el fin de optar por un juego defensivo, defendiendo el resultado.

Con este nuevo esquema, los dirigidos por Cárdenas replegaron sus líneas, con una propuesta defensiva en donde querían explotar las bandas, lograron contener a un Sportivo Luqueño que al pasar de los minutos no lograba marcar la diferencia y que ya veían cada vez más lejos la clasificación a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana.

Después de 69 días desde que se jugó el primer partido en donde los ‘verdiblancos’ sacaron el resultado en su casa venciendo 1-0 al Luqueño, la clasificación era una realidad, el juez central dio el pitazo final, el Deportivo Cali avanzaba “in extremis” a la siguiente fase de la Copa Sudamericana.

 

 

Reportero

Sebastián Cobo

En Twitter: @SebastianCobo96

Previous Hernán Torres: “Me sorprende que digan que está contratado. Nicholas Llanos viene a prueba”
Next Deportivo Pasto coloca un pie en los playoffs de la Liga Águila